Metal Batalla Centroamericana rumbo al W:O:A 2019

La edición de la Metal Batalla Centroamericana del 2019 se llevó a cabo en la Ciudad de Panamá, las mejores bandas de cada país de la región asistió a mostrar su potencial ante el público que se hizo presente en el bar Hangar 18 de la capital canalera.

Las bandas participantes fueron Ascenthium (Belice), Massend (Costa Rica), Voltar (El Salvador), Simdizer (Guatemala), Vendetta (Honduras) y los locales Athica de Panamá. La salvedad este año fue Nicaragua; quien no inscribió bandas para competir en el evento.

También pudimos disfrutar a Cabeza de Martillo la cual fue la banda invitada del evento. El evento dio inicio pasadas las 9:00 p.m. hora local panameña, donde la primera banda fue Ascenthium, una banda sorprendente y muy versátil, pues su música se componía desde riffs muy pesados hasta con tintes de Heavy y Power Metal, una propuesta bastante interesante y que gustó mucho dentro del público. Ascenthium demostró alta preparación y que eran potenciales canditatos al primer lugar del evento.

Seguido a esto, fue el turno de los compatriotas costarricenses de Massend, su Groove metal fue uno de los más aclamados durante la batalla de bandas. Estos muchachos movieron al público que se conectó fácilmente con ellos armando incluso el típico mosh de cualquier concierto metal. La preparación y el sacrificio de los nacionales se vió reflejada en el escenario, cada uno de los integrantes disfrutaba de lo que hacía y realmente lo dieron todo en el escenario.

Luego de su presentación, dejaron ver que era casi imposible que quedaran fuera del podio de honor de la Metal Batalla Centroamericana, pensando incluso en que eran los favoritos.

Voltar fue la banda que sucedió la presentación de Massend. Los salvadoreños resultaron ser grandes músicos, uno por uno, sabían lo que hacían y lo plasmaron en un post-rock muy interesante, a pesar de no tener un frontman y ser música meramente instrumental, se llevaron el respeto del público por su propuesta. Lamentablemente, esta propuesta no sería suficiente para mayores aspiraciones en el evento para los cuscatlecos, que aun así demostraron porqué ganaron la batalla local en El Salvador.

Ahora el turno era de los guatemaltecos, Simdizer. Su Hard Rock movió a los presentes, dando un buen espectáculo con melodías de teclado muy interesantes y con un sonido muy maduro. A pesar de no haber formado parte de los tres primeros lugares, los chapines salieron a tocar de la mejor manera, demostrando que se estaban tomando en serio la Metal Batalla y que querían optar por algo grande, un digno representante para Guatemala. Los hondureños de la banda Vendetta se harían del escenario seguidamente de Simdizer. Con una propuesta pesada, mostraron que hasta ese momento podrían ser los aspirantes al primer lugar junto a Massend.

Esta banda ya tenía la experiencia necesaria en estas instancias finales y querían optar por representarnos en Alemania, por lo que dejó esa sensación en el público que ellos bien pudieron haber sido ganadores de la presente edición de este evento. Finalmente, la competencia la cerraría la banda Athica, quienes se daban el lujo de tocar de locales, en su suelo y con su gente, la cual apoyó de principio a fin a los panameños. Con sonidos pesados alternados con riffs más acelerados, el público enloqueció en el cierre de lo que sería una memorable final centroamericana. Este sería el año de Athica, quienes dieron lo mejor de sí mismos para lograr el boleto que los llevará a representar a Centroamérica al mayor evento de metal del mundo: el Wacken Open Air.

La banda panameña Cabeza de Martillo, se encargaría de bajar la tensión que se sentía en el aire a la espera de los resultados por parte de los jueces. Todas las bandas y todo el público presente disfrutaron de una buena dosis de metal, pues Cabeza de Martillo dijo presente dejando claro que en Panamá hay gran potencial para el metal y que dicho país tiene representantes de calidad. Luego de más o menos una hora de espera, donde los jueces tuvieron una encerrona para determinar al ganador, el público y las bandas esperaban con ansias los resultados finales.

Finalmente los jueces se hicieron presentes ante el público y subieron a informar su veredicto con los siguientes resultados: el tercer lugar sería para los catrachos de Vendetta, el segundo lugar para los ticos de Massend y el gran ganador de la noche serían los panameños, los locales de Athica. La experiencia de la Metal Batalla Centroamericana dejó una gran satisfacción entre las bandas y el público en general, mostrando unidad y fraternidad entre el metal centroamericano, se tuvo la oportunidad de ver en vivo a las mejores bandas de la región y de hacer nuevas amistades en torno al metal. Esperaremos con ansias la próxima edición para ver cuál será la banda que nos represente en Alemania y así mostrarle al mundo que en Centroamérica tenemos calidad.

Reseña por: Joseph Vargas